"El PSOE debe acometer en noviembre unas primarias abiertas, transparentes y con todas las garantías de igualdad para los concurrentes"

Javier Fernández asegura que "respeta" la decisión de Rubalcaba de convocar un congreso extraordinario



El secretario general de la Federación Socialista Asturiana, Javier Fernández, de dejado claro que la posición de FSA-PSOE respecto a las elecciones primarias es que "este partido debe acometer unas primarias abiertas y transparentes al conjunto de la ciudadanía en condiciones de absoluta igualdad para todos los concurrentes y debe hacerlo en los plazos previstos, en noviembre de este año, y, por supuesto, antes de las elecciones autonómicas de mayo de 2015".

El líder de los socialistas asturianos, que participó en la comisión ejecutiva autonómica en la que se analizaron los resultados del 25-M en Asturias y la convocatoria del congreso extraordinario, dejó igualmente claro que es a la dirección interina del PSOE a la que le corresponde el cometido de realizar los preparativos, técnicos, logísticos y administrativos "para que la nueva dirección del partido pueda acometer, en los plazos previstos, las elecciones primarias".

A preguntas de los periodistas, Fernández precisó que la FSA-PSOE "no va a entrar en si hubiese sido mejor celebrar las primarias antes o después del congreso porque es una decisión que ya ha tomado la dirección" del PSOE. En todo caso, el líder de los socialistas asturianos ha mostrado su "preocupación porque las primarias se hagan con todas las garantías porque esa es una promesa que se ha hecho a la ciudadanía y al partido".

Además de defender la celebración de primarias, "una innovación política de los socialistas que todos esperamos, que la quieren los militantes y que es una promesa que hemos hecho y tenemos que hacerlo", Javier Fernández reclama que "no interfieran" la celebración de primarias con el congreso extraordinario.

Fernández, por otra parte, considera que la comisión ejecutiva que preside Alfredo Pérez Rubalcaba ha cumplido dos de los tres objetivos que tenía en su hoja de ruta. Así, considera que "se ha clarificado" la respuesta al problema territorial de España y se ha celebrado "con éxito" una Conferencia Política. Logros que atribuyó a la actual dirección del PSOE y a Rubalcaba, "que llegó en un momento dificilísimo, muy complejo, y cumplió dos de los objetivos que se propuso".

Tras confesar que "sabía antes de la Conferencia Política" que Rubalcaba no se iba a presentar a las primarias, el secretario general ha advertido de que en la FSA-PSOE "estaremos muy atentos y seguiremos en primera línea" los acontecimientos de la preparación del congreso extraordinario. Un momento político que califico de "proceso complejo" pero que, en todo caso, el líder de los socialistas asturianos dejó claro que "no me planteo la decisión que tomaré yo en función de quién sea el secretario general". "No me distrae de las obligaciones como secretario general de la FSA-PSOE y, sobre todo, como presidente de Asturias".

Igualmente, tras desvelar que el secretario general del PSOE le había comunicado "la misma noche electoral" su idea de convocar un congreso extraordinario, Fernández ha señalado que "habrá pensado que es lo mejor para el partido y respeto esa decisión". "Siempre he respetado mucho sus decisiones. Tengo muy buena relación personal y política con Rubalcaba y sé las grandes presiones mediáticas a las que estaba sometido".

Finalmente, insistió en su balance del 25-M: "los socialistas hemos ganado las elecciones y, aunque no es el resultado que hubiéramos esperado, ese respaldo existe". Respecto a los resultados de Podemos, Javier Fernández admitió que "hay que analizar los apoyos electorales que ha tenido porque es un asunto que interesa a la ciudadanía y también al PSOE".

Pese al nuevo mapa político, el líder de la FSA-PSOE defiende que los socialstas "no debemos abandonar nuestra posición de partido institucional, de izquierda, de gobierno y de mayorías que da soluciones porque eso es lo que espera la gente".

Por último, descartó que Asturias o Andalucía, por haber ganado las elecciones, tengan que tener un mayor peso en las decisiones que se adopten en el congreso extraordinario del 19 y 20 de julio "porque tengo mucho respeto por los delegados, sean de una comunidad en la que se haya ganado o de otra en la que se haya perdido". En su opinión, lo realmente importante es "tener una dirección federal fuerte que sea capaz de compaginar y sintetizar posiciones territoriales diferentes y visiones a veces diferentes".