"El Principado recurre el impuesto estatal a la banca porque el Gobierno del PP no nos deja otra salida"

"Montoro no quiere recaudar, sino que Asturias y otras comunidades no hagan uso de la corresponsablidad fiscal".


El Consejo de Gobierno ha aprobado interponer un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el impuesto estatal a los depósitos bancarios que ha decidido aplicar el Gobierno de España. Se trata, según Guillermo Martínez, de una decisión que el Gobierno del Principado no ha adoptado "por confrontación política, sino por una invasión de competencias para defender los intereses de Asturias porque el Gobierno del PP no nos deja otra salida".

El portavoz del Gobierno asturiano ha explicado que el recurso se presenta ante el TC tras el informe favorable del Consejo Consultivo. Entre las razones jurídicas que, según Martínez, aconsejan recurrir destaca que la regulación estatal "no se ajusta" a lo que indica el artículo 86 de la Constitución para regular esta materia mediante decreto ley. Además, denuncia la "ausencia de nuevos mecanismos de compensación" para las autonomías, lo que "supone una merma de los ingresos del Principado y pone en peligro su estabilidad presupuestaria", con una previsión de recaudación de 46 millones de euros.

Además, la regulación del impuesto es "contraria a la lealtad institucional" porque "perjudica los ingresos de Asturias de este ejercicio y las previsiones presupuestaria de los próximos años sin que haya habido negociación o compensación".

Finalmente, Martínez reprocha al Gobierno de Rajoy que aplique el principio de retroactividad que en la regulación del impuesto porque "vulnera el principio de seguridad jurídica de las contribuyentes". Ante estas razones jurídicas apuntadas por el Consejo Consultivo, el consejero de Presidencia señala que "Montoro parece más preocupado de expropiar las competencias fiscales de Asturias que de obtener recaudación", con un bajo tipo impositivo. Un dato que revela, a juicio de Martínez, que "si el Gobierno hubiese estado preocupado por recaudar no habría preparado una reforma fiscal que beneficia a las rentas más altas". Y es la prueba, ha añadido, de que "Montoro no quiere recaudar, sino que Asturias y las demás comunidades no hagan uso de la corresponsablidad fiscal".