"El Presupuesto es tan poco serio como el Gobierno de Álvarez-Cascos"

Álvaro Álvarez afirma que las cuentas no son creíbles, son fruto de la improvisación y suponen "una huida hacia adelante"

 

El proyecto de Presupuestos del Principado para 2012 es “poco serio y poco creíble” -tan poco como lo ha sido la actitud del Gobierno de Cascos en este asunto-, supone “una huida hacia adelante”, es producto de la “improvisación” y la falta de rigor más absoluta y tiene entre 250 y 300 millones de euros de ingresos previstos que no son reales. 

Lo anterior forma parte de las consideraciones realizadas por el parlamentario socialista Álvaro Álvarez para hacer una primera aproximación al documento sobre las cuentas regionales entregado a la Junta por el Ejecutivo autonómico. Álvarez no sólo ha destacado el hecho de que las previsiones de ingresos del Gobierno sean “irreales”, sino que ha puesto de manifiesto las contradicciones en las que ha incurrido el Ejecutivo en los últimos meses. El diputado socialista recordó que el propio Presidente del Principado, en sede parlamentaria y a preguntas de su propio grupo parlamentario, el 4 de noviembre, dijo que resultaba “imposible” formular un proyecto de Presupuestos con los datos aportados por el Gobierno central a mitad de año. Y que el consejero de Hacienda llegó a decir, a preguntas del Grupo Socialista, que esos datos del Gobierno central eran papel mojado y merecían ser tirados a la papelera.

Falta de rigor

Prueba de la falta de rigor y seriedad del Gobierno es, añadió Álvarez, que el Ejecutivo use ahora esos datos para elaborar el proyecto de cuentas regionales que ha traído a la Cámara. “Cascos dijo en el Parlamento que no había datos objetivos que permitiesen establecer una previsión razonable de ingresos para el año 2012, puesto que los que el Ministerio de Hacienda les había enviado en el mes de julio estaban fuera de la realidad en cuanto que preveían un crecimiento del PIB nominal de 4, 5 por ciento para el 2012. En el mismo sentido, el consejero de Hacienda, a una pregunta en el Pleno de la Junta decía que todo lo que había hecho el Estado era papel mojado y añadió, textualmente, que no lo tiraba a la papelera porque lo tenía que tener en su despacho. Eso era así hace sólo unas semanas, y, sin embargo, después de las elecciones, el Gobierno del Principado plantea una propuesta de Presupuestos cuyos ingresos se basan en los mismos cálculos con los que decían inicialmente que era imposible formular un Presupuesto de ingresos creíble”, explicó el parlamentario socialista.

Incremento del techo de gasto

La falta de seriedad y de credibilidad del Gobierno va incluso más allá, aseveró Álvarez, pues hace un mes aprobó un techo de gasto asegurando que era el de un escenario muy optimista y, ahora, pocos días después, incrementa ese techo de gasto en el proyecto que remite al Parlamento.

“El Gobierno del Principado aprueba hace un mes un techo de gasto de 4.069 millones y explica de donde proceden esos ingresos para llegar a ese techo de gasto: dice que 2.494 millones proceden el sistema de financiación, 1.087 de ingresos del Principado y 488 millones de deuda. Los 2.494 se corresponden con las previsiones del Ministerio sobre las que previamente Cascos y Del Riego dijeron que eran imposibles (...) Pero además, el Gobierno presenta un Presupuesto que ya no es el del techo de gasto que inicialmente aprobado, no es el del techo de gasto de 4.069 millones, sino que es uno de 4.208 millones, es decir, 140 millones de euros más sobre lo que habían dicho hacía apenas unos días”, añadió Álvarez.

El parlamentario socialista resumió: “Primero el Gobierno hace una previsión de techo de gasto sobre algo que un mes antes consideraba que era una temeridad. Pero es que además ese techo de gasto que el Gobierno establece y dice ya que es una previsión muy optimista, lo modifica 15 días más tarde y cuando presenta el Presupuesto lo incrementa en 140 millones más, sin que se alcance a ver ninguna explicación o motivo que así lo justifique. Por tanto, en todo este proceso, el Gobierno ha demostrado tener muy poco criterio, estar improvisando permanentemente, estar rectificándose a sí mismo cada dos por tres y entrar en contradicciones totales con lo que dicen antes de las elecciones y lo que dicen después (...)".

"El Presidente se dedicó a la campaña electoral y no a las cuentas"

Concluyó destacando que "hemos llegado a este momento con una prórroga del Presupuesto porque Cascos ha estado 4 meses pendiente de la campaña electoral en vez de estar cuatro meses trabajando en elaborar un Presupuesto que fuera razonable y se ajustara a previsiones realistas para el próximo ejercicio del año 2012". "El Presupuesto es poco serio y es tan poco serio como el Gobierno y tiene, al menos, entre 250 y 300 millones de euros de ingresos previstos por encima de los reales. Por tanto, es un Presupuesto que no tiene credibilidad ninguna”, añadió.