"El pacto energético es indispensable si queremos tener industria en el futuro"

Javier Fernández muestra su "preocupación" por la repercusión de la reforma energética en la reunión comarcal en Avilés con ejecutivas y grupos municipales de la comarca


La reforma energética impulsada por el Gobierno del PP fue uno de los asuntos centrales que abordó el secretario general de la FSA-PSOE en la reunión comarcal celebrada con las comisiones ejecutivas socialistas y grupos municipales de la comarca de Avilés. Precisamente, Javier Fernández aprovechó su presencia en un territorio eminentemente industrial para reiterar su "preocupación por la incidencia que la reforma energética tendrá sobre la industria, y en esta comarca interesa dejar esto muy claro, porque tenemos empresas muy intensivas en el consumo de electricidad que se van a ver afectadas, así como otras que complementan su actividad con procesos de cogeneración. Es un asunto muy serio sobre el que hoy no escuché decir nada a Rajoy". Esta falta de opinión del presidente del Gobierno preocupa a Fernández, convencido de que "según qué país queramos ser tendremos que tener un coste de la electricidad u otro y por eso el pacto energético es indispensable si queremos tener, más que una industria competitiva, una industria en el futuro".

Además de la cuestión energética, el líder de los socialistas asturianos se refirió a la negociación que Hunosa y sindicatos están llevando a cabo sobre el plan de futuro de la hullera pública. Un asunto en el que Fernández considera que "es indispensable que lleguen a un acuerdo, y más ahora en la situación que tenemos, por lo que hay que pedir al Gobierno y a la SEPI que hagan una propuesta seria que no suponga una ruptura abrupta de esa negociación con los despidos que se plantean”.

A preguntas de los periodistas, el secretario general replicó las críticas en las que Foro Asturias acusa a la FSA-PSOE de calumniar a Cascos en relación a la trama Gürtel. "Me remito a lo dicho por la UDEF, a la que yo no acusaré de propagar ningún tipo de calumnias. Es un asunto que está en los juzgados y hemos pedido que se den explicaciones y lo reiteramos", zanjó.

Asimismo, Fernández salió al paso de la petición de Foro Asturias para que la FSA-PSOE destituya de sus cargos a la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, por su imputación en el caso Niemeyer. "Somos el único partido de Asturias que tiene fijado un umbral para estos casos: la apertura de juicio oral", puntualizó. "No se ha abierto juicio oral contra la alcaldesa de Avilés y estoy convencido de que no se abrirá, con todo el respeto para las decisiones judiciales, y quien pide esa renuncia es un partido que en los ayuntamientos de Ponga y Cabrales sus alcaldes no se fueron hasta que una sentencia firme les inhabilitaba como cargos públicos. Poco menos que tuvo que ir la Guardia Civil a sacarlos de allí, con lo que se ve cuál es la manera de interpretar la política y el sentido del equilibrio en el tratamiento de unos y otros que tiene Foro," ha añadido.

En relación con el acuerdo al que ha llegado Asturias con otras comunidades autónomas sobre el sistema de financiación, Fernández precisa que "no es ningún frente, de los que no soy partidario, sino de la negociación". “Cuando hay comunidades con una problemática similar es normal que exista sintonía, por lo que no hay que verlo como frentismo sino con un afán de ir a Madrid con una posición que es compartida con otras comunidades con una problemática similar, estén gobernadas por el partido que sea, en este caso la mayoría por el PP".

Finalmente, el líder de la FSA-PSOE reiteró su posición sobre las críticas a Álvarez Areces y a otros comparecientes socialistas en la comisión Niemeyer. "Las personas que van una comisión se comportan con la libertad que les da la propia comisión", indicó, además de recordar que el expresidente del Principado "entendía" que no había "ecuanimidad" en la posición del presidente de la comisión por lo que su decisión de no declarar "forma parte de la libertad de decisión de cada cual".

Por otra parte, Javier Fernández criticó el discurso "triunfalista de Rajoy en el debate del Estado de la Nación, absolutamente alejado de la realidad cotidiana de la gente y de la desigualdad".