"El origen de la crisis está en la derecha y las soluciones en las políticas socialdemócratas"

José Antonio Alonso afirma en Oviedo que el objetivo del PSOE es "no dejar tirada a la gente" frente a la actitud del PP de "no hacer nada" y sentarse a esperar el "desgaste" del Gobierno


"El origen de la crisis está en la derecha y las soluciones en las políticas socialdemócratas que han tenido que asumir todos los países". Así lo aseguró José Antonio Alonso, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, que intervino en un acto político celebrado en Oviedo en el marco de las iniciativas que desarrollan los socialistas en el conjunto del país para explicar las medidas que ha adoptado y está adoptando el Gobierno de España ante la situación económica, la finalidad con la que se han elaborado los Presupuestos Generales del Estado para 2010 y el objetivo del Ejecutivo de asentar en España un nuevo modelo productivo que evite una crisis como la actual en el futuro. 

Alonso acusó al PP de "no hacer nada" ante la crisis económica, de "no haber puesto ni una sola idea sobre la mesa" para hacer frente a la situación y de dedicarse única y exclusivamente a "esperar" el desgaste del Ejecutivo sin que les importe lo más mínimo la situación de los ciudadanos. El portavoz del PSOE en el Congreso criticó el modelo económico "altamente especulativo" fomentado en los años de Gobierno de los populares y el hecho de que "ese modelo, muy basado en el ladrillo", sea la causa de que la crisis golpee con mayor virulencia a España. Frente a ese modelo económico "desatroso" y una política exterior " de rodillas" de los Gobiernos de Aznar, los socialistas han apostado por impulsar las bases de un nuevo patrón de crecimiento en España y han conseguido que el país "esté donde tiene que estar" en materia de relaciones exteriores y logrado un hueco en las reuniones del G-20, "donde se toman las decisiones". 

El portavoz del PSOE en el Congreso subrayó que, a su juicio, los ciudadanos compararán entre lo que han hecho unos, lo que han hecho otros, y lo que hacen unos ante la crisis y lo que hubieran hecho otros. "Nuestro objetivo, con el que estamos cumpliendo, y lo voy a decir sin rodeos, es el de no dejar tirada a la gente. No dejamos tirados a los ciudadanos cuando las cosas se ponen mal y la derecha sí lo hace y lo hubiera hecho ante esta situación", explicó Alonso, que añadió que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ha movilizado 43.000 millones de euros para hacer frente a las consecuencias de la crisis económica y que ha ido poniendo medidas encima de la mesa para los que peor lo están pasando, como los 420 euros mensuales para las personas que han agotado las prestaciones por desempleo.

Alonso, que mostró su confianza en que "vamos a salir de la crisis", estuvo acompañado en el acto por el portavoz del PSOE en la Junta, Fernando Lastra, y la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Oviedo, Paloma Sainz. Lastra lamentó la ausencia de una oposición que arrime el hombro en España y en Asturias y sobre el PP del Principado censuró su falta de autonomía y de responsabilidad. "El PP en Asturias no es una fuerza autónoma; ni tienen autonomía ni tienen proyecto y dependen de una acción externa muy negativa, del Alcalde de Oviedo, que afecta a todo lo que hacen, y que incluso impide que los populares puedan defender aquellos asuntos que afectan a los intereses generales de todos los asturianos", añadió.

Por su parte, Sainz se felicitó de que Oviedo pueda acometer inversiones e iniciativas necesarias en la ciudad gracias a los fondos procedentes del Estado y del Gobierno del Principado vía presupuestos ordinarios y también a través de iniciativas como los planes E y el Plan A del Ejecutivo asturiano para los municipios. "En esta ciudad podemos hablar de ilusión por el esfuerzo de las distintas administraciones socialistas y del Plan Urban", explicó Sainz, que añadió que, de otro modo, el Ayuntamiento, "donde las arcas están arrasadas", no podría acometer prácticamente nada con fondos propios. La portavoz socialista también destacó que hay diferencias entre subir impuestos para mantener servicios y prestaciones básicas, más aún en tiempos de crisis, y subirlos para pagar errores tremendos de gestión que generan una deuda astronómica y pufos millonarios. "No es lo mismo subir impuestos para cubrir necesidades de los ciudadanos que subirlos para pagar pufos como el de Villa Magdalena", señaló.