"El Gobierno de Rajoy tiene que dar la cara y defender la legalidad de las ayudas al naval"


El Gobierno de Rajoy "tiene que dar la cara y defender el sector del naval en Europa porque su mantenimiento depende de una resolución europea diciendo que era legal el sistema de ayudas aprobado por el Gobierno de Arnar". Esta es la petición que el diputado nacional del PSOE Antonio Trevín ha realizado al Ministerio de Industria a través de una proposición no de ley en el Congreso que también han firmado diputados socialistas de Galicia, Cantabria y País Vasco, preocupados la incertidumbre que una devolución de las ayudas puede causar a los astilleros privados de esas comunidades, que en el caso de Asturias afecta a Armón y Gondán.

Trevín, acompañado por la diputada María Luisa Carcedo y Francisco Blanco, concejal socialista en el Ayuntamiento de Gijón, explicó cómo está en cuestión el sistema español de arrendamiento financiero, conocido como tax lease, el sistema de ayudas aprobado por Real Decreto en 2003, que tras la denuncia de países de la UE "está generando incertidumbre por la amenaza de devolución de unas ayudas, de entre 2.000 y 3.000 millones de euros, que están abocando a una situación de incertidumbre para el futuro de los astilleros", denunció Carcedo. "Pedimos al Gobierno que defienda esta decisión del Gobierno de Aznar, que defienda ante la UE la legalidad y la concordancia de esta decisión suya con el derecho comunitario", añadió la parlamentaria socialista.

Asimismo, Trevín explicó que la devolución de las ayudas tendría repercusiones negativas "no sólo en Armón, uno de los mejores astilleros nacionales, sino también en Gondán, que no tiene contratación a medio y largo plazo". El parlamentario sociialista alertó también de la incidencia negativa de las ayudas no sólo en el empleo en los astilleros privados españoles sino en la industria auxiliar asturiana vinculada al naval, el sector metalmecánico.

Junto con la "ofensiva de Industria por la defensa jurídica de las ayudas", Trevín exige al ministerio que "deje la alergía" a reunirse con empresarios y sindicatos y convoque a la mesa del naval con el propósito de "hacer un frente común y un plan para garantizar la estabilidad del sector a medio y largo plazo".

Por último, Trevín criticó que "Industria empieza a convertirse en más que un dolor de cabeza para Asturias porque el ministro Soria pretende cerrar la minería e ignora la industria, dos sectores fundamentales para esta región".