"El Gobierno de Asturias está haciendo un gran esfuerzo con sus propios presupuestos para contener la sangría de pobreza y el aumento de las desigualdades"

Luisa Carcedo defiende que "el PSOE ha puesto la pobreza infantil en primera línea de su agenda política" y que "Asturias es, entre las regiones del régimen común, la comunidad con mayor cobertura del salario social"


La secretaria de Bienestar Social del PSOE, en la reunión sobre pobreza infantil que ha mantenido en Gijón, ha puesto de manifiesto "una de las realidades más dolorosas y más tristes: el incremento alarmante de la pobreza infantil". Luisa Carcedo, en la reunión de trabajo celebrada en la Casa de Acogida de la Fundación Siloé con representantes de Unicef, Red contra la Pobreza y Cáritas, ha denunciado "la preocupación de los socialistas por la merma de cohesión social, de la justicia social y de la competitividad del país". En este contexto, Carcedo defiende que el PSOE esté situando la pobreza infantil "en primera línea de la agenda política", tal como se recoge en el Decálogo de Compromiso con la Infancia.

Entre las medidas con las que el Gobierno de PP ha provocado la "alarmante situación de la infancia en España", la dirigente socialista cita el recorte de 6.300 millones de euros de las políticas específicas de infancia desde 2010. Además, ha denunciado los recortes de 30.000 millones de euros desde 2011 en políticas de protección social. Junto a los recortes presupuestarios, señala Carcedo, "se han producido recortes de derechos hacia una progresiva mercantilización del Estado del Bienestar".

"La pobreza infantil no es casualidad sino consecuencia de las rentas familiares y de una manera de gestionar la crisis", como demuestra, según Carcedo, que haya 1,9 millones de familias con todos sus miembros en paro. Una situación que el PSOE intenta corregir con la presentación de una proposición de ley "para que no haya ninguna familia con hijo a cargo sin protección por desempleo".

Luisa Carcedo, por otra parte, cuestiona el giro social del Gobierno del PP, centrado en la reforma del IRPF y en el acuerdo para la activación del empleo. "La reforma fiscal se basa en una progresividad inversa: los que menos pagan son los que más rentas tienen y el acuerdo por el desempleo significa que, frente a los 7.000 millones de recorte de protección social en lo que va de legislatura, el plan sólo aporta 1.000 millones", ha añadido.

Entre las medidas del Decálogo del Compromiso con la Infancia del PSOE que, según Carcedo, se aplican ya en Asturias destacan "que no se ha dejado en el Principado a ninguna persona sin cobertura sanitaria, a pesar de todos los recortes del Estado" y, por otra parte, "que se ha seguido apostando por la educación infantil".

"Asturias es, entre las regiones del régimen común, la comunidad con mayor cobertura del salario social", ha enfatizado Luisa Carcedo, que compara el dato de más de un 25 por mil de personas cubiertas en el Principado con el de menos de 3 por mil en Castilla La Mancha. Una estadística que, a su juicio, demuestra que "Asturias está haciendo un gran esfuerzo con sus propios presupuestos para contener la sangría de pobreza y de aumento de las desigualdades".

El riesgo de pobreza en Asturias, "que es de los menores de las comunidades de España", argumentó Carcedo, se debe a que "el Gobierno del Principado ha priorizado en las políticas sociales y a que se está intentando contener estos recortes y el deterioro del Estado del Bienestar".

Para finalizar, ha citado que entre las enmiendas del PSOE al Presupuesto del Estado para 2015 la propuesta para que se incremente la prestación de la Seguridad Social por hijo a cargo de 291 euros al año hasta 600 euros, que se mantenga el programa Educa3 y que se recupere el plan de inclusión para hijos de inmigrantes y un fondo de 1.000 millones para incrementar la cobertura de la mejora de las rentas familiares.

Para Carcedo, "es lógico que, con casi tres millones de niños pobres en España, pueda haberlos también Asturias", motivo por el cual, asegura, "el Gobierno de Asturias está intentando compensar los recortes de derechos y de recursos destinados al Estado de Bienestar y a la protección social".