"El domingo, el Partido Socialista va a ganar las elecciones y yo voy a ser presidente de Asturias"


El candidato del PSOE a la Presidencia del Principado, Javier Fernández, se mostró esta tarde convencido de que el lunes 26 se levantará como presidente de Asturias: "Hace diez meses, vine aquí e hice un pronóstico. Le dije a Quique que sería el próximo alcalde de San Martín del Rey Aurelio. Y no me equivoqué. Ahora me atrevo con otro pronóstico: después del día 25, voy a ser presidente".

Ante más de un centenar de afiliados y simpatizantes que abarrotaron el salón del centro social de El Entrego, Javier Fernández reclamó el voto "de la izquierda real, la que quiere cambiar la realidad y trabaja sobre la realidad; y de la derecha sensata, gente que escoge racionalidad y no delirio, que no quiere más venganzas y rencores" para obtener una "mayoría amplia" porque su partido es "el único" que puede dar un Gobierno a Asturias.

"Quedan tres días. No creo en politólogos ni en sociólogos, creo en el partido, en mi gente, en nuestros simpatizantes. Juntos vamos a empezar a conjurar el miedo luchándolo y mereciéndolo, porque nada se gana sin merecerlo, y el domingo el Partido Socialista Obrero Español va a ganar y yo voy a ser presidente", insistió entre aplausos.

El candidato socialista enunció las debilidades de Asturias y su proyecto para combatirlas: un problema demográfico que requiere de un pacto "a varias legislaturas, y estamos dispuestos a hacerlo con ellos, con la derecha, pero situados donde tienen que estar mientras se civilizan, en la oposición"; un tejido productivo pequeño y atomizado que pide "políticas de alianzas, clusters, para que las empresas pequeñas puedan tener acceso la innovación, a la tecnología, a la exportación"; pocas vocaciones empresariales, "y por eso me comprometo a apoyar desde el principio hasta el final a cualquiera que tenga un proyecto viable y coraje para ponerlo en macha".

Pero Asturias también tiene fortalezas, dijo: su cultura industrial, sus empresas, su corazón industrial "que ahora mismo late mal y no hay nadie en el gobierno que se preocupe de él", criticó. Q nadie piense, añadió, que "por no se que plan de choque vamos a tener en Asturias una actividad económica preñada de nanotecnología, de I+D, de industria aerospacial… No, eso no funciona así. Tenemos empresas fuertes que hay que fortalecer y modernizar. Y a partir de ahí, construir esos otros sectores que son importantes, pero que no pueden arrastrar todavía una economía de un tamaño como la nuestra", explicó.

Fernández lamentó, en relación a la reforma laboral, la ruptura del contrato social porque "aquí hay alguien que quiere pagar menos y ganar más". También advirtió a "quienes creen que su dinero vale más que las voces de la gente" de que en Asturias, tras la victoria socialista el próximo domingo, "no se va a hacer negocio con la sanidad".

"Escucho decir que no va a haber copago a los mismo que lo apoyan en Cataluña. Y que no va a haber provisión privada de los servicios públicos de la sanidad a los mismos que la están haciendo en Madrid, Valencia, Castilla y León…", reprochó. Y aún más peligroso, alertó el número uno de los socialistas, "es lo que dice en Galicia Feijoo: que hay que hacer un acceso progresivo a la sanidad de tal manera que los que tienen mas paguen por esa sanidad. Eso supondrá que las clases medias altas que tienen que pagar su sanidad se busquen otra y quedará una pobre para los pobres. Y esa solidaridad entre clases no vamos a permitir que la rompan", sentenció.

En el mitin de El Entrego intervinieron también los candidatos de la circunscripción central Nino Torre y Consuelo Antuña.