"El decreto de la reforma local pretende que su aplicación en Asturias sea homogéna y que salvaguarde la prestación de los servicios públicos"

Dolores Carcedo explica que los ayuntamientos que quieran ejercer una competencia considerada impropia deben solicitar un informe en el que se garantice la sostenibilidad financiera y que no hay duplicidad en el servicio




Con la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del decreto que regulará la reforma local, vigente desde el 1 de enero de 2014, el Principado pretende "que su aplicación sea clara y homogénea y que salvarguarde la prestación de los servicios públicos". Tras presentar el Gobierno regional un recurso de inconstitucional contra una ley que se considera que "invade competencias autonómicas y genera una gran confusión", el siguiente paso ha sido el de abrir un proceso de análisis y diálogo entre la administración autonómica, la Federación Asturiana de Concejos (FACC), los interventores y secretarios municipales, el Ministerio de Hacienda y los sindicatos.

Una vez dados los pasos previos, ahora, según Dolores Carcedo, con el decreto se trata de regular la aplicación de la ley de reforma local. Así, la consejera de Hacienda explica que la ley establece las competencias de los ayuntamientos entre aquellas que se consideran propias, las que se delegan a otras administraciones y las llamadas competencias impropias. En el caso de las competencias impropias, detalla la consejera, en el decreto de aplicación se recoge que el ayuntamiento, para poder ejercer esa competencia, necesita un informe que garantice que no hay duplicidad. Es decir, que no haya otra administración que preste su actividad a las mismas personas y en el mismo territorio. Y, por otra parte, es necesario un informe de sostenibilidad financiera en el que se evalúe si la competencia impropia puede poner en peligro las finanzas de la hacienda municipal. Así pues, según Carcedo, en el decreto se recoge cuál es el procedimiento a seguir para la obtención de esos dos informes, los plazos y cómo deben adaptarse los convenios.

En el cumplimiento de los requisitos para ejercer una competencia impropia, los ayuntamientos deben solicitar un informe a la Dirección General de Cooperación local de la Consejería de Hacienda, que después los remitirá a los consistorios una vez que los órganos gestores correspondientes los hayan estudiado.

La consejera de Hacienda señala que con el decreto de aplicación de la reforma local se busca "establecer unos criterios comunes a la hora de aplicar la ley de una manera homogénea". A su juicio, en Asturias, "dentro de los márgenes que nos deja la ley, se hace una interpretación beneficiosa para los municipios para garantizar que se puedan seguir prestando los servicios públicos que conocemos en la actualidad".