"El bloqueo de las ayudas por parte del Gobierno de Rajoy ha propiciado ya el despido de más de 1.000 mineros"


Pese a estar aprobadas en los Presupuestos Generales del Estado de 2012, las empresas mineras no han recibido aún el pago de las ayudas a la producción. Un incumplimento que, según el diputado socialista Antonio Trevín "explica el despido de más de 1.000 mineros en las últimas semanas, más del 20% del empleo del sector, y que en Cerredo, por ejemplo, ha llevado a una reducción de plantilla de 400 a 90 trabajadores". Una situación, asegura, que está llevando a "un acelerado desmantelamiento del sector del carbón".

Además, Trevín cuestiona que tanto el Gobierno de Rajoy como el PP de Asturias justifiquen la paralización de las ayudas por la desaparición de carbón de Hunosa y que, "pese a que se está provocando una catastrófica riada de de despidos", puntualiza, "no se haya denunciado este desfase de carbón ante la fiscalía o la Guardia Civil".

La culpa de la situación que está atravesando la minería asturiana se debe, según Trevín, a "la doble actitud canalla del Gobierno y de empresas mineras" que, principalmente, "está provocando una auténtica tragedia en el suroccidente asturiano". En este sentido, el diputado socialista reprueba la actitud "de unas empresas chantajistas que utilizan a los mineros como rehenes" y del Ejecutivo del PP, que "puede estar incurriendo en actitudes prevaricadoras" con su bloqueo de las subvenciones.

Para desbloquear esta situación, el grupo socialista en el Congreso ha lanzado una ofensiva de iniciativas parlamentarias con preguntas al Gobierno sobre la desaparición de carbón de Hunosa, proposiciones no de ley y resoluciones proponiendo un nuevo modelo energético y el impulso a la economía productiva. Resoluciones presentadas por el PSOE en el debate del estado de la nación y que se votarán el miércoles. Mientras que el PP, denunció Trevín, "no presentó ninguna. Al carbón ni lo mencionan, es como si lo dieran por finiquitado". Con estas iniciativas, los socialistas pretenden que el Gobierno "se abra al diálogo, cese en sus incumplimientos y corrija su estrategia".

Trevín, que demanda a Rajoy que negocie con la canciller alemana Merkel la continuidad de la minería más allá de 2018, denuncia que "no tiene sentido que el ministro Soria quiera llevar una parte de la minería más allá de 2018 y esté desmantelando el sector para que desaparezca en 2014".

Respecto a la polémica de Soria con el comisario Joaquín Almunia, quien recordó al ministro que las empresas que quieran seguir más allá de 2019 deben devolver las ayudas, Trevín acusa al titular de Industria de seguir "una estrategia de mal pagador".

Por último, sobre la promesa de Soria al secretario general de la FSA, Javier Fernández, de negociar las prejubilaciones, Trevín confia en que "la palabra dada no se convierta en humo", dijo, como ocurrió con las respuestas dadas por Industria a preguntas del PSOE sobre retiros mineros anticipados en el Congreso o como sucedió con los fondos mineros "que se aprobaron 53 millones y sólo se gastaron 3".