"El 22M hay que decir no a la demolición del Estado de Bienestar que pretende la derecha"

Chacón subraya que Santa Bárbara seguirá siendo "esencial" para Defensa


La ministra de Defensa, Carmen Chacón, advirtió en Oviedo de que la derecha calla lo que quiere hacer porque sabe que los ciudadanos lo rechazarían. “Tienen la tijera preparada” para todo aquello que tiene que ver con el Estado de Bienestar, para la Sanidad, la Educación, explicó Chacón, que aseguró que la derecha quiere “un Gobierno de los negocios” frente al actual “Gobierno de los derechos” que lleva la marca de los socialistas.

Chacón planteó la necesidad de movilizarse contra una derecha que “quiere que pague más el que más enfermo se pone y no el que más tiene” y de decir “no a la demolición del Estado de Bienestar que llevamos construyendo 30 años”.

La ministra se refirió a Mariano Rajoy, que ya “ha gobernado”, porque ha formado parte de los gobiernos de Aznar. Eso sí, pese a haber sido ministro de cuatro carteras y vicepresidente del Gobierno, la “única ley por la que se le recuerda en España es la del mínimo esfuerzo”. “Premio para el que me diga una sola cosa en este país que lleve el nombre de Mariano Rajoy”, ironizó.

Recordó que se han cumplido 25 años de la aprobación de la Ley de Sanidad que universalizó esta prestación "y que tiene dos nombres propios maravillosos, Felipe González y Ernest Lluch", y a la que el PP se opuso. “Como a la del divorcio, aunque aquí tenéis a alguno que la usó todo lo que quiso y más", señaló.

Por otro lado, subrayó que las fábricas de armas de la empresa Santa Bárbara en Oviedo y Trubia seguirán siendo “esenciales” para la estrategia en materia de Defensa de España.

Por su parte, la candidata a la Alcaldía, Paloma Sainz, aseguró que el 22M no vale un gesto, “vale sólo el cambio y el cambio es votar al PSOE, nada más”. Afirmó además que pide “el voto del cambio” para que en Oviedo cuenten todos y, por tanto, también “los ovetenses que nunca contaron en Oviedo” y para que no se lleven a cabo planes como el el parking subterráneo de Uría.