Manifiesto del PSOE en el Día Mundial por el Derecho al Aborto



En el Día Mundial por el Derecho al Aborto, el PSOE manifiesta una vez más su profundo compromiso con las mujeres y con su derecho a decidir libremente sobre su maternidad.

Desde el PSOE nos sumamos a la celebración simbólica de este Día mundial, en apoyo a las diferentes resoluciones de ámbito europeo e internacional, que defienden y exigen a los distintos gobiernos y estados que garanticen el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad en condiciones de seguridad para su vida.

No podemos olvidar que en nuestro país, el Gobierno socialista aprobó en el año 2010 la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo que establecía, entre otras cuestiones, el marco legislativo de protección jurídica y sanitaria a las mujeres y a los/as profesionales sanitarios.

Una Ley que entronca directamente con lo señalado por Naciones Unidas, la OMS así como la Unión Europea y el Parlamento Europeo al abordar la protección y garantía de los derechos relativos a la salud sexual y reproductiva, introduciendo en nuestro ordenamiento las definiciones de la OMS sobre esta área y estableciendo medidas en los diferentes ámbitos tanto sanitario como educativo.

Con dicha Ley, España reconoció el derecho de las mujeres a una maternidad libremente decidida, siempre de forma consciente y responsable. Junto a este derecho, se garantizaba el derecho a la educación y salud sexual, porque solamente garantizando una buena información y el acceso a los métodos anticonceptivos, podremos prevenir de forma efectiva, especialmente en las jóvenes y los jóvenes, las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados, y por tanto las interrupciones voluntarias del embarazo.

Una Ley modificada posteriormente por el Partido Popular, y que desde el PSOE nos comprometemos a modificar cuando existan las condiciones políticas adecuadas, especialmente en lo relativo a volver a garantizar a las mujeres jóvenes de 16 años su derecho a decidir sobre su embarazo, y evitar el grave riesgo que puede suponer para sus vidas que acudan al aborto clandestino e inseguro.