Desafios para la Asturias del siglo XXI

Con este horizonte de reflexión se han celebrado cuatro seminarios, en los que se realizó un recorrido por las principales materias de gestión pública de las administraciones autonómicas. Y, en concreto, la aproximación desde Asturias al enfoque de las políticas que tienen un mayor calado para el futuro de la región, de la calidad de vida de los asturianos y de las expectativas individuales y colectivas.

Las Comunidades Autónomas tienen un protagonismo relevante en la definición del modelo productivo, la ocupación del territorio y la definición del modelo social mediante la planificación y gestión de los servicios públicos. En definitiva, en la seguridad del entorno y la promoción de la cohesión social. Elementos definitorios de la calidad de vida de los ciudadanos.

Esta reflexión es más necesaria aún en el momento actual en el que estamos asistiendo a diversas expresiones de las consecuencias de un modelo económico basado en el consumo desaforado de los recursos y la primacía de las políticas económicas basadas en el monetarismo y la especulación de capitales, con consecuencias evidentes de cambio climático, expresión de la crisis ambiental vinculada a un uso indebido de los suelos y un consumo desaforado de recursos.

Cómo abordar de forma inteligente la gestión del territorio en este escenario, a partir del avanzado marco territorial y ambiental que los socialistas promovimos en Asturias, ha sido objeto de interesantísimas aportaciones para lograr una mayor integración entre las políticas ambientales y territoriales con el desarrollo económico y social

En este contexto, y en sintonía con la Estrategia de Economía Sostenible impulsada por el Gobierno de España, la definición de un modelo productivo que consiga aprovechar los conocimientos acumulados, el saber hacer colectivo y la mejor cualificación del capital humano, ha sido también objeto de importantes aportaciones. La apuesta por el conocimiento ha constituido el eje principal como línea estratégica, lo que viene a ratificar el continuado apoyo de los socialistas durante el proceso de reconversión de nuestro específico modelo productivo.

La importancia de los servicios públicos en el modelo social es ya una realidad difícilmente discutida, sobre todo en coyunturas como la actual, donde un modelo de protección social y garantía de servicios básicos de calidad universales es imprescindible para mantener la estabilidad y cohesión social. Pero la importancia de los servicios públicos tiene un impacto mucho mayor, siendo un elemento de enorme trascendencia en el modelo económico, en el sistema productivo y en el conjunto de la estructura social. Los servicios públicos constituyen el núcleo principal de gestión autonómica y en torno a ellos se genera todo un universo de actividad que debemos ser capaces de articular en el sistema productivo.

Además, el modelo impulsado por la gestión socialista en la región tiene una altísima valoración por los ciudadanos, lo que nos reafirma en el compromiso y nos anima a seguir impulsando unas políticas que están en la base de la construcción de una sociedad más justa y más avanzada.

Desgraciadamente, atravesamos un momento en el que la valoración de los ciudadanos de la “clase política” está bajando. Circunstancia que está siendo aprovechada por un sector ideológico poco favorable al papel y la necesidad de la política y de las instituciones que permiten ejercerla. En este contexto es más necesario aún apostar por la mayor profundización en la calidad de la democracia, de la transparencia de la gestión pública y de la participación ciudadana, respondiendo así a lo que los ciudadanos esperan de la política y los políticos que la ejercen. Todos estos aspectos han sido objeto de las jornadas sobre calidad de la democracia, que han suscitado una interesante participación y unos intensos debates sobre la manera de seguir avanzando en una mayor y mejor democracia.

Todas estas aportaciones serán de gran utilidad para enriquecer nuestro proyecto político, concretado en propuestas electorales para la próxima convocatoria autonómica y municipal el próximo año.

María Luisa Carcedo (Secretaria de Desarrollo Socioeconómico y Programas de la FSA-PSOE)