Declaración Día Mundial de la Diabetes



Hoy se celebra un vez más el Día Mundial de la Diabetes (DMD), que esta ocasión, y siguiendo las directrices de la Federación Internacional de Diabetes, hace hincapié en la importancia de la salud visual entre los pacientes con esta patología y por ello el mensaje elegido para este año es ‘Ojo con la Diabetes’. En este día, el Partido Socialista reafirma de nuevo su solidaridad con todas las personas afectadas de diabetes en España y su compromiso para lograr una atención permanente de todos los agentes sociales y administraciones sanitarias a las múltiples necesidades sanitarias, educativas, laborales y sociales que presentan los afectados y las afectadas.

El DMD se celebra cada año desde 1991 a instancias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Federación Internacional de Diabetes (FID) y desde 2006 es también auspiciada por Naciones Unidas. El Día Mundial de la Diabetes nos recuerda que la incidencia de esta grave afección se halla en aumento y continuará esta tendencia a no ser que emprendamos acciones desde ahora para prevenir este enorme crecimiento.

En España, el 13,8% de los españoles y las españolas mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de ciudadanos y ciudadanas. De ellos, casi 3 millones conocen su enfermedad pero 2,3 millones, el 43% del total, todavía desconocen que la padecen. Este retraso en descubrirla implica que cuando se diagnostica la enfermedad el 50% presenta alguna complicación. Esto es grave si tenemos en cuenta que el tratamiento de las complicaciones es tanto más eficaz cuanto más precoz y que la diabetes afecta a órganos tan importantes como los riñones, la vista, el corazón o el sistema nervioso.

A estas cifras se ha de sumar que el 12,6% de la población española, más de 4,8 millones de personas, tienen intolerancia a la glucosa, una condición que se considera prediabética. Y cerca de 11 millones de españoles son obesos, lo que equivale al 28,2% de la población, cuando es bien sabido que existe una estrecha relación entre obesidad y diabetes tipo 2.

No podemos olvidar que a estos casos de diabetes tipo 2 (la más frecuente), hay que sumar los de la diabetes tipo 1, con una incidencia de 1.100 nuevos casos cada año en España, lo que supone entre el 5 y el 1% del total de personas con diabetes (también aumenta su incidencia, a pesar de que no se relaciona con el estilo de vida). A ello se ha de sumar otras situaciones especiales como la diabetes asociada con el embarazo, que afecta a entre el 5 y el 7%.

La diabetes es la cuarta causa de muerte en la mayoría de los países desarrollados, pero también es una nueva epidemia para los países en vías de desarrollo. La tendencia es a que cada vez encontremos más casos de diabetes. La OMS hasta hace poco predecía que en 2025 habría casi 300 millones de personas afectadas. Sin embargo, estas cifras ya se han superado con holgura, de manera que en 2014 ya había 387 millones, lo que equivale a un 8,3 % de prevalencia. Las proyecciones actuales calculan que en 2035 tendremos 205 millones más, alcanzando un total de 592 millones de personas afectadas. Estas cifras tan elevadas y crecientes se deben en gran medida al estilo de vida cada vez más sedentario, de la población en general y de los niños en particular, y a la alimentación, cada vez más alejada de la teóricamente ideal dieta mediterránea.

Los principales problemas de la diabetes desde el punto de vista clínico se producen a largo plazo (enfermedad crónica), como consecuencia de la afectación de los vasos sanguíneos, produciéndose: enfermedad coronaria, enfermedad cerebrovascular, déficit de visión como consecuencia de la retinopatía diabética, insuficiencia renal, afectaciones neurológicas y alteraciones de las extremidades (7 de cada 10 amputaciones de extremidades no traumáticas son como consecuencia de la diabetes). En la vida diaria, además de estas complicaciones clínicas, la calidad de vida de estas personas se puede ver muy alterada tanto en el ámbito laboral, educativo y social, como consecuencia de los cuidados especiales, clínicos y de autocuidado (dieta saludable, ejercicio...), que el manejo de la enfermedad requiere.

Este año el DMD se dedica especialmente a la necesidad de diagnosticar de manera temprana la diabetes con la campaña #TEST2PREVENT ya que 1 de cada 2 personas diabéticas en el mundo permanecen sin diagnosticar, y también a promover el cribado de las complicaciones y en especial de los problemas de visión ya que 1 de cada 3 personas diabéticas tienen afectada su retina. La Retinopatía Diabética (RD) o el Edema Macular Diabético (EMD) son las complicaciones más habituales entre las personas afectadas. El 16% de las personas ciegas en España son como consecuencia de la diabetes. En España más de 1.600.000 personas tienen problemas de visión y, en la mayoría de los casos, estas complicaciones se derivan de un mal control de la diabetes y de la falta de revisiones periódicas, de hecho, se estima que más del 50% de las personas ciegas por diabetes nunca había acudido al oftalmólogo. Y es que, aproximadamente el 26 por ciento de los pacientes con diabetes tipo 1 y el 36 por ciento de los de tipo 2 nunca han sido sometidos a una exploración de fondo del ojo, la prueba para detectar un problema de vista derivado de la diabetes.

Así pues, el control periódico de la retina para una detección temprana y tratamiento adecuado de la retinopatía diabética desde las consultas de atención primaria debe constituir una prioridad en España.

La Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), apuesta por abordar la diabetes en España a partir de cuatro prioridades: (i) Implementación de la Estrategia en Diabetes del Sistema Nacional de Salud Español; (ii) Campañas de Información y detección precoz; (iii) Campañas sobre educación en salud y hábitos saludables; (iv) formación y educación terapéutica.

Precisamente la Estrategia en Diabetes del SNS se aprobó por el Pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en Octubre de 2006 con un Gobierno socialista. Evaluada de manera continua a lo largo de sus años de vigencia, en 2012 se produjo una actualización de dicha Estrategia, que es la actualmente vigente. Dicha Estrategia contiene seis pilares de actuación: 1) Promoción de estilos de vida saludables y prevención primaria, 2) Diagnóstico Precoz, 3) Asistencia integrada, 4) Abordaje de las Complicaciones, 5) Diabetes y Gestación, 6) Formación investigación e innovación. Nada sabemos sobre el seguimiento y evaluación de esta Estrategia.

Es por ello, que el Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una batería de preguntas al Gobierno para conocer la monitorización de los resultados e indicadores de dicha Estrategia de diabetes.