El Gobierno de Asturias aprueba la plantilla básica de los centros educativos para el próximo curso con 8.979 docentes, la cifra más alta de los últimos siete años

La dotación, negociada con los sindicatos del sector, implica un aumento de 55 profesores respecto a la de 2016



El Gobierno de Asturias ha aprobado hoy la plantilla básica de los centros públicos docentes no universitarios para el curso 2017-2018, con un total de 8.979 profesores, lo que implica un incremento de 55 plazas respecto a la del año pasado y de 258 en comparación con 2015. En los dos últimos cursos, se ha producido el mayor aumento en lo que va de década, con 313 puestos más.

La plantilla ha sido autorizada tras un proceso de negociación con las organizaciones sindicales representadas en la Mesa de Personal Docente, con las que se han celebrado varios encuentros.

Al margen de esta dotación básica, los centros públicos contarán el próximo curso con todo el personal necesario para atender las demandas del sistema educativo, ya que a estos puestos docentes estructurales se sumarán los del personal funcionario de carrera e interino oportunos, una vez conocidos los datos reales de matrícula, los programas educativos, las horas lectivas de los equipos directivos y las medidas de atención a la diversidad.

La Consejería de Educación y Cultura ha realizado un trabajo previo de planificación con las direcciones de los centros con el propósito de determinar las necesidades reales de personal. Además, para elaborar la propuesta de plantilla, se han tenido en cuenta también las estimaciones actuales de alumnado para el curso 2017-2018 y los acuerdos sindicales.