"El Gobierno de Asturias destina más de 27 millones para dar respuesta a una necesidad social como la inserción laboral de parados"

Guillermo Martínez destaca que las medidas aprobadas por el Consejo de Gobierno persiguen "favorecer la inserción y mejorar las condiciones laborales de 3.600 desempleados y personas con especiales dificultades para encontrar trabajo"



"Aspiramos a mejorar las condiciones laborales de las personas con mayores dificultades de acceso al mercado laboral, un colectivo hacia el que el Gobierno de Asturias dirige gran parte de sus esfuerzos". Con esta declaración de intenciones, el consejero de Presidencia ha informado que el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy una batería de medidas, que suponen una inversión de 27,1 millones de euros, para facilitar la inserción laboral de parados. "Una buena prueba", según Martínez, "de cuál es el compromiso del Gobierno de Asturias con las políticas activas de empleo". "Intentamos dar respuesta a una necesidad social, eso es lo más importante", ha añadido.

Con estas medidas, el Gobierno del Principado aspira a favorecer la inserción laboral y mejorar las condiciones laborales de 3.600 desempleados y personas con especiales dificultades para encontrar trabajo.

Planes locales de empleo
La partida más cuantiosa, 18,1 millones de euros, se destinará a financiar la contratación de más de 1.300 parados por parte de los ayuntamientos. La iniciativa incluye varias líneas de ayudas. Una de ellas es la ejecución de los planes locales de empleo, dirigidos a parados de larga duración y personas en riesgo de exclusión social, con un presupuesto de 9,7 millones de euros. Aunque el número de contratos dependerá de los consistorios que soliciten la subvención y de la categoría profesional de las personas beneficiadas, se prevén unas 700 contrataciones. En la última convocatoria se formalizaron 555.

Preguntado por las medidas tomadas para paliar las reclamaciones por los planes de empleo de la pasada convocatoria, Guillermo Martínez ha explicado que "el Gobierno del Principado ha trabajado con la Federación Asturiana de Concejos (FACC) porque había una preocupación que en su día hizo llegar la FACC, que nosotros compartíamos, de los ayuntamientos en relación a posibles reclamaciones y hemos hecho un esfuerzo muy importante tanto desde la administración autonómica como desde los ayuntamientos, a través de la FACC, para evitar esas reclamaciones". "Habíamos llegado" recordó Martínez, "al máximo de cuestiones que la administración del Principado podía articular para ofrecer las máximas garantías la gestión de los planes de empleo para evitar esas reclamaciones, que eran novedosas, y creemos que esta convocatoria ofrece mucha más seguridad que anteriores convocatorias y recoge gran parte de las cuestiones propuestas por los ayuntamientos".

Entre las novedades para facilitar la ejecución de los planes locales de empleo, en esta convocatoria se han introducido varias mejoras. Así, de forma pionera en España, se incorporará un itinerario personalizado de empleo para cada participante que se combinará con las medidas de reactivación laboral que realice en el ayuntamiento.

Durante los seis primeros meses, los beneficiarios desarrollarán la actividad laboral en los consistorios; posteriormente, combinarán el trabajo con la orientación laboral que recibirán en las oficinas del Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias (Sepepa). Finalizada la actividad laboral, seguirán desarrollando los itinerarios personalizados para la búsqueda de trabajo.

Otra de las novedades consiste en que los ayuntamientos presentarán, junto con la solicitud de la convocatoria, una programación de obras y servicios que seguirá en la ejecución de los planes locales de empleo.

Además, la Consejería de Empleo, Industria y Turismo ha ampliado el plazo para suscribir los contratos hasta marzo de 2017, en lugar de establecer como tope el 31 de diciembre de este año. Los ayuntamientos dispondrán así de más tiempo para los procesos de selección de personal y para suscribir los contratos, cuya conclusión podrá prolongarse hasta marzo de 2018, sin exceder el año de duración.

Asimismo, el Consejo de Gobierno ha aprobado 900.000 euros para sufragar los costes laborales de los técnicos de empleo y desarrollo local. Estos fondos permitirán la contratación de 39 profesionales.

Contratos de trabajo en prácticas
Por otra parte, se ha dado luz verde a una ayuda de 2.085.830 euros para la
celebración de contratos de trabajo en prácticas. Su objetivo es subvencionar contratos en prácticas para desempleados menores de 25 años inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil durante un periodo máximo de un año. En la convocatoria anterior se subvencionaron 168 y está previsto que en esta ocasión se alcance un número similar.

El programa Actívate para desempleados de larga duración, contará en esta convocatoria con un presupuesto de 5.330.708 euros. Tiene por objeto conceder ayudas a las acciones de formación en alternancia con el empleo que permitan a sus participantes obtener una cualificación profesional y las habilidades necesarias para su inserción en el ámbito laboral. Prevé beneficiar a cerca de 490 personas.

Junto a la línea de ayudas citada, de 18,1 millones de euros, el Consejo de Gobierno ha autorizado también un gasto de 7 millones destinado a la convocatoria de ayudas públicas en el período 2016–2017 para financiar acciones de formación para el empleo dirigidas, prioritariamente, a parados de larga duración y colectivos con mayores dificultades de inserción laboral. Está previsto que se organicen unos 170 cursos formativos que beneficiarán a 2.000 personas.

Por último, otros dos millones subvencionarán a empresas radicadas en el Principado por la contratación indefinida de desempleados con discapacidad. Con esta partida, que no se convocaba desde 2011, se prevé la contratación de unas 300 personas.