La Comisión de Industria del Parlamento Europeo confirma la ampliación del plazo para el cierre de minas

Una enmienda de la Delegación Socialista pide que se tenga en cuenta el dumping social y medioambiental de comercializar carbón de terceros países


La Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE) del Parlamento Europeo ha aprobado un informe en el que se ratifica el año 2020 como la fecha de cierre para las minas no competitivas, en lugar de 2014 como había pedido la Comisión Europea inicialmente.

La Comisión ITRE, además de tratar sobre las ayudas estatales para facilitar el cierre de minas de carbón no competitivas, ha abordado la posibilidad de que las ayudas se dirijan también a la transición a la competitividad de las minas que puedan llegar a serlo.

Los socialistas también han conseguido introducir en el articulado sobre el descenso del volumen de las ayudas la cláusula de que esta reducción no será aplicable a las minas que estén en posición de convertirse en competitivas en este periodo, y que requieran de inversiones públicas al objeto de reducir el efecto contaminante del carbón.

Al igual que en la comisión de Desarrollo Regional, también se ha logrado introducir, a petición de la coordinadora socialista en la Comisión de Industria, Teresa Riera, la conveniencia de que Europa cuente con una reserva estratégica de carbón, y que se ponga de manifiesto que en algunos Estados miembros, como España, es la única fuente de energía autóctona fósil, y que una producción mínima es compatible con otras fuentes no fósiles.

Además, también se ha sacado adelante una enmienda, impulsada por la Delegación Socialista en la Eurocámara, sobre la necesidad de que en Europa se tenga en cuenta el dumping social y medioambiental que se puede producir al comercializar carbón de terceros países que no cumplen con unos estándares equivalentes a los de las minas europeas.

Del mismo modo que en el informe aprobado en la Comisión de Desarrollo Regional, los eurodiputados socialistas españoles han valorado de forma  positiva este paso y esperan que en la votación en la Comisión de Asuntos Económicos y en la posterior decisión del Consejo se pueda aprobar un marco temporal amplio de ayudas para el cierre de las minas no competitivas y unas perspectivas de futuro paras las minas europeas, sus comarcas y sus trabajadores.