"Cascos entregó más que nadie a los nacionalistas"

El secretario general de la FSA-PSOE recuerda que el Presidente asturiano llevó directamente las negociaciones con el PNV en época de Aznar

 

Javier Fernández se ha referido, a preguntas de los medios de comunicación, a las manifestaciones realizadas por Álvarez-Cascos en relación al “regionalismo de Foro Asturias y el hecho de que se presente como dique de los nacionalismos periféricos”.

 Preguntado a este respecto por los periodistas durante una rueda de prensa, Fernández señaló:

 “Este señor, hace unos años, decía que nunca sería regionalista. Ahora propone al regionalismo, al suyo, como el dique contra los nacionalismos periféricos y el chantaje que dice que le trasladan al bipartidismo imperante. Ése es su discurso, ¿no?

Bien, yo sólo voy a decirles una cosa. Recuerden, 1996, el Partido Popular comienza a gobernar en España y llega a acuerdos con los nacionalistas. El acuerdo del Majestic con los nacionalistas catalanes. ¿Recuerdan ustedes cuando decían que el 15 por ciento de los impuestos cedidos, el IRPF cedido a las comunidades autónomas, con topes y sin capacidad normativa era crear España? Pues llegó este señor, con otros, evidentemente, del PP, y cedieron el 30 por ciento sin topes y con capacidad normativa.

Pero es que en el caso concreto de la negociación con los nacionalistas vascos, con el PNV, quien llevó esa negociación directamente fue el señor Cascos y eso lo dicen sin ningún problema los dirigentes del PNV, cualquiera de ellos.

Recuerden ustedes que después de negociar con él (con Cascos), el señor Arzallus, salió diciendo que había conseguido en media hora, respecto al cupo, lo que no había conseguido con Felipe González en varios años. Cosa que por cierto era verdad.

Recuerden también que este señor fue el impulsor de que se concertara el impuesto de sociedades con el Gobierno vasco y que el señor Ardanza, entonces lehendakari, salió diciendo de aquella negociación que Euskadi era el décimo-sexto Estado de la Unión a efectos fiscales.

Y si quieren más les recuerdo que en 2002, siendo él ministro de Fomento, el Gobierno de Aznar elevó el cupo, que era provisional desde 1981, a algo ya determinado y fijo por ley, la ley del cupo.

Por tanto, esas son las negociaciones y esa es la historia concreta de este señor con los nacionalismos periféricos a los que entregó más que nadie.

Y ahora, en fin, se propone, en uno de estos virajes políticos a los que nos tiene acostumbrados , nada menos que como el paladín del control del chantaje que, a su juicio, hacen esos nacionalismos a los Gobiernos de España”.