Carmen Sanjurjo: «Es inadmisible que la Iglesia presione sobre la reforma del aborto, una decisión política»

«Respeto al nuevo arzobispo, pero decir que la interrupción del embarazo supone el suicidio de la madre es confundir a la gente sin ningún rigor»


Entrevista a Carmen Sanjurjo, secretaria de Igualdad de la FSA-PSOE, en La Nueva España



Oviedo, Juan A. ARDURA



Hermana de un ex secretario general de la FSA y concejal de Gijón, ha vivido el socialismo desde muy pequeña en su casa. Su hermano, Jesús Sanjurjo, fue el líder de los socialistas asturianos en plena transición, incluso antes de ir a la mili. Más de un cuarto siglo después Carmen Sanjurjo (Gijón, 1969) aquella niña, testigo de reuniones clandestinas en su casa, es senadora por Asturias desde las elecciones generales de 2008 y no tiene duda alguna a la hora de defender la reforma de la ley del aborto atacada por la Iglesia -recientemente recibió críticas del nuevo arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes- y también por el PP.



-Además de senadora por el PSOE, es madre. ¿No era excesivo que una adolescente de 16 o 17 años pudiera abortar sin que sus padres se enterasen?


-El asunto de las menores de 18 años se ha desquiciado. Si una joven de 16 años consideramos que tiene edad suficiente para ser madre, sin el consentimiento de sus padres, también es capaz de decidir si quiere seguir adelante con un embarazo o no. En todo caso, creo que la ley se ha mejorado durante su tramitación en el Congreso y se ha llegado a un acuerdo razonable y muy sensato para que la joven pueda tomar la decisión y sus padres sean informados de la situación.



-¿Por qué la reforma del aborto ha sido una prioridad en esta legislatura cuando no figuraba en su programa electoral?


-No estaba en el programa, pero sí se hablaba de legislar sobre derechos sexuales y reproductivos. Además, en el último congreso federal del PSOE una buena parte de las mujeres socialistas optamos por legislar de una manera ya definitiva la interrupción del embarazo.



-El nuevo arzobispo de Asturias califica de patética la ley...


-Desde el más profundo respeto a la libertad de expresión del Obispo, no se puede considerar que las mujeres que interrumpen un embarazo han cometido un asesinato, que es más o menos su posición.



-¿Es cierto que la ley se olvida de la madre en cuanto se le practica el aborto?


-No. La ley fija los derechos sexuales y reproductivos de toda la población, no sólo de las mujeres.



-El Arzobispo ha dicho recientemente que el aborto supone el suicidio de la madre.


-Esas palabras, científicamente, carecen de rigor. Creo que con esas manifestaciones se trata de confundir a la gente. Entiendo y respeto que haya posiciones morales, religiosas y éticas contrarias, pero desde ese respeto hay que hablar con rigor y no confundir a la gente.



-Usted ha proclamado que la reforma de la ley del aborto debe abordarse desde un terreno político. ¿No tiene derecho la Iglesia a afrontarlo desde una perspectiva moral o religiosa?


-Sí, pero la jerarquía eclesiástica se ha extralimitado al decir que los parlamentarios que votaron a favor de esta ley estarían fuera de la Iglesia. Cuando la gente concurre a las elecciones y los ciudadanos votamos elegimos entre toda la oferta de posiciones políticas. No elegimos a nuestros representantes para que nos dirijan moralmente, sino para que tomen decisiones políticas. 



-... Pero al igual que el PSOE tiene sus estatutos, la Iglesia tendrá derecho a establecer sus normas.


-Por supuesto, pero la Iglesia debe ocuparse de definir posiciones morales, no posiciones políticas. Me consta que hay muchos parlamentarios con convicciones religiosas que no han estado muy de acuerdo con la posición adoptada por la jerarquía eclesiástica ante la reforma de la ley del aborto. Los obispos han querido ejercer una forma de presión sobre decisiones políticas, algo inadmisible.



-¿No ve lógico que la Iglesia ponga todo tipo de reparos?


-No voy a entrar en la lógica ni en la ilógica de las posiciones de la Iglesia; tienen las posiciones que tienen y las respeto absolutamente. Me gustaría que hubiera un mayor respeto por parte de la jerarquía eclesiástica hacia el sistema democrático y a la forma en que elegimos a nuestros representantes.



-¿Hay mala química entre Gobierno e Iglesia?


-No lo creo. En general se mantienen relaciones razonables entre el Estado y la Iglesia, aunque se discrepe en ciertas posiciones.



-El último motivo de fricción entre ambas instituciones han sido los sueldos de los políticos...


-Los sueldos de los políticos son inferiores a los que se cobran en otros países de Europa y están congelados por la crisis.



-¿Ha descendido el maltrato con la ley de violencia de género?


-El mayor éxito es el gran incremento en el número de denuncias. Las mujeres se han visto amparadas. El descenso de víctimas mortales también es un logro, que no debe llevar a lanzar las campanas al vuelo, pero indica que estamos en el buen camino. Ha habido un cambio radical en la sociedad, un mayor rechazo e intolerancia a la violencia.



-¿La rehabilitación del maltratador ha quedado en un segundo plano cuando en otros delitos es el objetivo prioritario?


-El objetivo prioritario de la ley fue sacar a las mujeres del círculo de la violencia, pero sin abandonar las medidas para corregir la conducta del maltratador.



-El PSOE hace bandera de la igualdad. ¿Cómo es que entre los ocho diputados y senadoras por Asturias sólo hay dos mujeres?


-Al inicio de la legislatura éramos tres mujeres, hasta que María Luisa Carcedo dejó su acta de diputada para incorporarse al Gobierno. Al margen de esa situación, el principio del partido es que debe haber una representación equilibrada de ambos sexos. Ahora hay algún chico más, pero a lo mejor en el futuro es al revés.



-Javier Fernández ya ha decidido sobre su candidatura...


-Me remito a las declaraciones de mi secretario de organización, que ha dicho que hay una decisión tomada. Ahora como partido debemos apoyar al máximo al Gobierno de Asturias y al de España y prepararnos para las elecciones municipales y autonómicas, en las que estoy segura de que tendremos los mejores candidatos.



-... Pero ¿las palabras de Gutiérrez no debilitan la posición del actual presidente?


-Las decisiones que haya tomado el secretario general están en el ámbito de la organización. La ejecutiva trabaja en colaboración con el Gobierno y con el propio presidente, que está en la ejecutiva.



-Entonces, ¿habrá cara nueva? 


-Es una posibilidad.


-¿Y para el ayuntamiento de su ciudad, Gijón?


-Pues lo mismo.



-¿El PSOE se ha quedado solo en la defensa de la incineración?


-La secretaria de política municipal de la FSA, Adriana Lastra, ha dicho claro que el PSOE buscará el mayor consenso posible para solucionar un problema de la mejor manera posible. En los últimos días se ha avanzado mucho.



-La Unión de Consumidores y unas cuarenta asociaciones vecinales coinciden en pedir más reciclaje y menos incineración.


-Siempre hay margen para sentarse, hablar y tener en cuenta los puntos de vista de todas las partes. Al final el Gobierno tomará una decisión, a ser posible con el mayor consenso, tras escuchar a las fuerzas políticas y a los colectivos ciudadanos. Encima de la mesa no se pone sólo la construcción de la incineradora, sino que hay estrategias más generales.