"Buscaremos el máximo consenso para dar más fuerza a los intereses de Asturias en la financiación autonómica"

Dolores Carcedo advierte de que el punto de partida en la negociación de la reforma del sistema de financiación es que "Asturias no puede perder fondos"



"Vamos a buscar el máximo consenso en esta Cámara y también fuera para dar más fuerza a los intereses de Asturias". La consejera de Hacienda ha anunciado en la Junta General que el Gobierno socialista de Javier Fernández se volcará en intentar llegar a alianzas con el resto de los grupos parlamentarios para que Asturias defienda una posición común en el diagnóstico del actual modelo de financiación autonómica y en la futura negociación de la reforma del sistema.

Durante su intervención, Dolores Carcedo indicó que se está estudiando cómo se ha comportado el modelo del sistema de financiación entre 2009 y 2013, un estudio en el que se trata de ver si se cumple el objetivo, explicó, de que todos los ciudadanos puedan tener igual acceso a unos servicios públicos de calidad, con independencia de la autonomía en la que vivan. Según Carcedo, la cuestión estriba en saber "si las comunidades autónomas tienen los recursos suficientes para financiar las competencias transferidas por el Gobierno central".

Asimismo, la titular de Hacienda ha explicado que su consejería está ultimando un informe en el que se hace un diagnóstico del modelo actual de financiación "que incorpora mejoras pero su propia evolución presenta deficiencias".

En el citado documento de análisis, precisó la consejera, se está realizando una valoración sobre las necesidades de gastos reales, el peso de los servicios públicos, los factores de corrección, etc. Para valorar ese informe que esta realizando la consejería y que habrá que presentar al Ministerio de Hacienda, Carcedo avanzó que la próxima semana o la siguiente se convocará al resto de grupos parlamentarios "para hablar y discutir sobre el actual modelo de financiación y el diagnóstico que hemos realizado". Ese será el paso previó, aclaró, antes de abordar el debate sobre la reforma del sistema de financiación.

El Gobierno socialista de Javier Fernández, subrayó Carcedo, defiende que la revisión del modelo "no puede vincularse a la riqueza de los territorios y a las balanzas fiscales porque eso sería lo mismo que ir contra el principio constitucional de la igualdad y que haya comunidades y ciudadanos de primera o de segunda”. En su opinión, el cambio en el modelo debe estar vinculado a una corresponsabilidad impositiva que evite "la pugna fiscal" entre las autonomías.

Asimismo, Carcedo dejó claro que el punto de partida en la negociación de la reforma del sistema de financiación será la de que "Asturias no puede perder fondos". Sin olvidar que hay que encarar el diálogo sobre el futuro modelo en base al principio de lealtad institucional del Estado con las comunidades autónomas y en la necesidad de llegar a un consenso que evite "un chalaneo vergonzoso".