"Asturias defiende un reparto equitativo de la flexibilización del déficit con las autonomías porque somos las que pagamos los servicios públicos"

Guillermo Martínez critica que la administración central pretenda una distribución "que no es justa"


La administración central "debe dar ejemplo y no aplicar la ley del embudo con el resto" de administraciones, en este caso con las comunidades autónomas, en el reparto de la flexibilización del déficit. El consejero de Presidencia ha explicado que esa será la posición que defienda el Gobierno socialista de Javier Fernández en el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se abordará el reparto entre las administraciones de la flexibilización del techo de déficit para 2013 acordado por la UE para España.

Guillermo Martínez ha subrayado que el Gobierno socialista defenderá un reparto equitativo de esa flexibilización del déficit "que esté en función de la estructura de gasto de las administraciones públicas". Una posición, recordó el consejero, que choca con los planteamientos "que se conocen del Gobierno de España, que son claramente insuficientes para el manteniendo de servicios públicos como la sanidad, la educación y para atender las necesidades de los asturianos".

Según Martínez, la posición del Gobierno de Rajoy no es otra que la de "reservarse para sí mismo la mayor parte del incremento del déficit, con lo que provocará que aumente el desequilibro entre las administraciones". En este sentido, el titular de Presidencia explicó que de los dos puntos de flexibilización del déficit concedido por la UE a España, sólo reserva el 0,6% para las comunidades autónomas. Sin embargo, "el Gobierno de Asturias considera que las autonomías deben tener una situación idéntica a la de la administración central porque somos los que pagamos los servicios públicos esenciales para los ciudadanos".

Martínez reitera que el techo de déficit de las autonomías "no puede ser inferior a su estructura de gasto, que está por encima del 30% de total de las administraciones públicas". Sin embargo, advirtió el consejero, "no es lo que ha planteado el Gobierno, que va a continuar la senda de no ofrecer un reparto justo y equitativo con las comunidades" y descarta "hacer un sacrificio de manera conjunta".

Por último, el consejero, que ha defendido que el Gobierno socialista del Principado "está en condiciones de exigir porque hemos cumplido con el objetivo de déficit", reivindicó asimismo que "se puede cumplir el techo de déficit con distintas formas y políticas y en Asturias lo hemos hecho sin cerrar colegios, hospitales ni residencias de mayores".