Apuesta por la protección social, el crecimiento económico sostenible y la generación de empleo

boletin gps

Las medidas de austeridad previstas en el Presupuesto para 2010 supondrán un ahorro de 50 millones de euros


El Presupuesto prioriza el gasto social y supone también una firme apuesta por el crecimiento económico sostenible y la generación de empleo. Lo que sigue es un resumen de las grandes políticas de gasto y otras medidas incluidas en las cuentas:

-Políticas sociales: El 67,7% del presupuesto consolidado se destina a gasto e inversión social, un total de 3.113,6 millones. Destacan el desarrollo de la Ley de Dependencia, con 216,8 millones, o el Salario Social Básico, con 27,2 millones; la mejora de la dotación de infraestructuras judiciales, o el fortalecimiento de la calidad y la accesibilidad de los servicios sanitarios y educativos.

La sanidad sigue teniendo un gran protagonismo, con una dotación para este servicio público esencial de 1.635 millones, un 5,21% más. Se mantiene el compromiso con el desarrollo y mejora de la educación, con un total de 673 millones, 9,7 más que en 2009.

-Políticas económicas: El presupuesto no sólo traza políticas para encarar la crisis a corto plazo, sino que también articula otras de futuro para continuar asentando las bases del crecimiento de Asturias.

Al cumplimiento del ACEBA se destinan 515,8 millones. La inversión consolidada del sector público se eleva a 1.283 millones. Prioritarias también son las políticas para potenciar, diversificar y mejorar la competitividad del tejido empresarial, así como las orientadas a paliar los efectos de la crisis sobre el empleo, donde destacan el desarrollo de programas con los ayuntamientos y el refuerzo al Servicio Público de Empleo.

-Avales: Se incrementa la dotación de avales para las empresas, hasta llegar a los 273 millones, 47 más que el año anterior. Esta cifra supone un incremento del 20,8%.

-Plan A: El Presupuesto reserva 418 millones para apoyar a los municipios asturianos, donde destaca como novedad el Plan A. La inversión prevista en el total de los concejos asturianos directamente a través de este plan es de 111,53 millones, de los cuales el Principado aporta 100.

-Beneficios fiscales: Se consolidan los existentes, que afectan directamente a más de 43.700 asturianos, principalmente familias, autónomos, profesionales y pequeños y medianos empresarios. Como novedad se recoge en la Ley de Acompañamiento una nueva deducción en el IRPF por acogimiento familiar de menores sin carácter preadoptivo.

-Austeridad: Se contemplan diversas medidas, entre ellas, la congelación, por segundo año consecutivo, del sueldo de los altos cargos y personal directivo de entes, organismos y empresas públicas; el ajuste de los costes de funcionamiento, tanto en la Administración como en el resto del sector público y el ajuste de todas las transferencias corrientes, excepto las ligadas a ingresos y a servicios públicos fundamentales. El volumen de ahorro total derivado de esta política de austeridad se estima en unos 50 millones de euros, que contribuyen a financiar las políticas prioritarias.