"Deroguemos esta Ley de Seguridad Ciudadana para quitarle la mordaza a los españoles"

"Cambien tres cosas: la mordaza, las multas y la mano dura por la libertad, los derechos y los servicios públicos", reclama Antonio Trevín en la presentación de la moción del grupo socialista


El portavoz de Interior, Antonio Trevín, ha defendido esta tarde en el pleno la moción del Grupo Socialista consecuencia de Interpelación urgente sobre la política del Gobierno para garantizar el respeto a los derechos y libertades de los ciudadanos, a través de la que el Grupo Socialista, una vez más, exige al gobierno la derogación de la llamada Ley Mordaza, porque la ley de protección de la seguridad ciudadana incide de forma "directa y negativa en el ejercicio y desarrollo de los derechos fundamentales". Además, se exige que se promueva una nueva norma sea "más respetuosa con los derechos y libertades fundamentales previstos en la Carta Magna".

"Pedimos que pongan en marcha medidas urgentes para acabar con la sensación de inseguridad creciente que tienen los ciudadanos. Y que atajen, de una vez, los sangrantes recortes que han aplicado en estos últimos años a los Servicios de Seguridad del Estado", ha reclamado Trevín. Igualmente ha recordado que el anterior ministro del Interior "se propuso acabar con cualquier forma de protesta: de pensamiento o palabra, de obra u omisión".

En este sentido, el portavoz socialista recordó que "si los activistas de Greenpeace colocan una pancarta en un edificio público, se exponen a, entre 100 y 600 euros, de multa. Lo mismo que los jóvenes que coloquen pegatinas reivindicativas en una farola o acampen en Sol o la plaza de Catalunya; o los activistas que recojan firmas con una mesa en las aceras de esta Carrera de San Jerónimo o quienes entren en un banco y se pongan a bailar por burlerías para protestar, burlescamente, contra alguno de esos productos financieros ideados por trileros con corbata".

Catálogo de sanciones
El diputado socialista asturiano explicó que también podrán ser multadas con entre 601 y 30.000 euros las militantes de Femen que perturben actos públicos o solemnidades varias, o aquellos activistas que traten de impedir, pacíficamente, la ejecución de resoluciones administrativas o judiciales de desahucios. "Para cada uno de ellos se ideó un tipo de calmante administrativo que se empezó a recetar por doquier, con un catálogo de sanciones muy generoso", añadió.

Así, entre otras medidas, la moción pide dotar de recursos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; garantizar las plantillas necesarias en Instituciones Penitenciarias y un nuevo plan operativo para reducir el robo con fuerza en viviendas y explotaciones agrícolas, así como un paquete de medidas para frenar el incremento de la siniestralidad vial en las carreteras españolas.

"Ustedes introdujeron un sistema de devolución en frontera de extranjeros que no respeta adecuadamente la normativa que exige dar la oportunidad, de solicitar la protección internacional, a quienes tienen derecho a ella", ha reprochado Trevín a los miembros del PP, para después recordar que también se solicita a través de esta moción la "máxima transparencia" de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), restringiendo el ingreso en ellos a los supuestos imprescindibles, garantizando sus derechos.

Por otro lado, el portavoz socialista hizo hincapié que es preciso tener también claro que "la rehabilitación y la reinserción social de los internos son los principales objetivos que deben perseguir como mandata la Constitución".

Por otra parte, Trevín consideró "bastante extraño" que, pese a tener unos parámetros de seguridad por encima de la media europea, "seamos, por el contrario, de los que tienen una mayor ratio de personas en prisión". También criticó que no se apoyen adecuadamente los programas de reinserción, como la UTE del centro penitenciario de Villabona.

"Señores del Partido Popular, en esta legislatura sin mayorías absolutas, nos están solicitando una actitud propicia al diálogo y el acuerdo. Ahora tienen la ocasión de demostrar la sinceridad de su demanda", incidió el portavoz del PSOE.

"Solo les pedimos que cambien tres cosas: la mordaza, las multas y la mano dura por la libertad, los derechos y los servicios públicos", concluyó Trevín.