FSA - Agrupación de

  1. Inicio
  2. Actualidad
  3. Ver noticia

Avelino Sánchez ha perdido el juicio

01/11/2014

Hay varias cosas que llaman poderosamente la atención en el último comunicado firmado por el alcalde, Avelino Sánchez, en un intento más por defender lo indefendible, es decir, por intentar justificar la merma en algo más de medio millón de euros a las arcas municipales o, lo que es lo mismo, por atender las peticiones abusivas de Aqualia en relación a la piscina de Lugo.

Para justificar lo injustificable, el alcalde vuelve a recurrir al mensaje del miedo, a la amenaza velada de que Aqualia puede acabar cerrando la piscina si no atendemos a sus demandas, algo más parecido a un chantaje que a otra cosa. Lo que no dice el alcalde es que si Aqualia decidiera abandonar la explotación de la piscina antes del cumplimiento de la concesión, la empresa quedaría inahabilitada para optar a un contrato público, algo que estamos seguros que a Aqualia no le interesa lo más mínimo, además de tener que indemnizar al ayuntamiento.

Otro punto preocupante surge de pensar que si esta vez se atendieran las peticiones de la empresa, estamos seguros que a lo largo de los 40 años de concesión, a este ritmo, acabaríamos pagando cinco piscinas, además de poner a las arcas municipales en una situación muy delicada.

Por otro lado, no deja de ser curioso el hecho de que dos jueces se hayan posicionado en contra de las pretensiones de la empresa, y Avelino Sánchez siga insistiendo en la necesidad de atender las demandas de Aqualia, una posición que no parece demasiado respetuosa con las decisiones judiciales que tanto dicen respetar.

No deja de ser triste ver cómo el alcalde ha decidido dejar de lado su labor de representación de los intereses de los vecinos, para pasar a actuar como portavoz de una empresa privada.  Además, lo hace olvidándose totalmente de los intereses del concejo que debería gobernar y con la caradura de mentir indiscriminadamente a sus vecinos.

¿Qué hubiera pasado si el alcalde hubiera tenido mayoría absoluta? No nos queda ninguna duda que el ayuntamiento estaría ahora mismo al borde de la quiebra, porque de ¿dónde iba a salir ese millón de euros que nos pide Aqualia entre la piscina y el suministro de agua?. De los bolsillos de todos.

El PSOE de Llanera va seguir siendo especialmente beligerante en este asunto, en la defensa a ultranza de los derechos de los vecinos y de sus dineros, y en el control para tener la certeza de que las inversiones realizadas por Aqualia se ajustan en toda su extensión, a lo contenido en el pliego de condiciones de la concesión.

Otros recursos
Enviar a un amigo por correo electrónico

Iniciar sesión Regístrate gratis