FSA - Agrupación de

  1. Inicio
  2. Actualidad
  3. Ver noticia
Lo que mueve el agua

Francisco Jose Torre Alvarez

Lo que mueve el agua

Articulo de opinión

07/02/2015

Decía ya en aquellos años Leonardo da Vinci que “el agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza” y yo, observando las cosas que pasan de unos meses para acá, estoy empezando a pensar, que “el agua es la fuerza motriz del portavoz municipal de Izquierda Unida en Langreo”. Y si no es así y me equivoco, no entiendo muy bien entonces la casi obsesión que muestra el candidato, día sí, día también, con la empresa mixta Aguas de Langreo y todo lo que tiene que ver con ella.

Para empezar, he de decirle al portavoz que todas las dudas e inquietudes que tiene respecto a esa empresa podría resolvérselas sin ningún problema el actual Coordinador de Izquierda Unida en Langreo, quien al igual que yo, vivió todo el proceso de creación de la empresa siendo concejal en el Ayuntamiento y formando parte del Consejo de Administración de Aguas de Langreo hasta 2007.

La misma persona le podrá informar también de cómo dedicó el segundo mandato de IU (de 1999 a 2003) a intentar poner en marcha en este concejo una empresa mixta de aguas, que no pudieron hacer realidad porque no les dio tiempo. También puede hablarle de los distintos viajes que realizó a varios lugares de España en los que ya existían empresas de este tipo, para informarse, conocer mejor su funcionamiento y ver si podía aplicarse ese modelo en Langreo.

Otra conversación que podría mantener el portavoz municipal de IU para informarse aún más y mejor, sería con quien desempeñó el mismo cargo que él entre los años 2007 y 2011, porque este último también formaba parte del Consejo de Administración de Aguas de Langreo en el que, siempre por unanimidad, repito: por unanimidad, fueron aprobadas todas las inversiones realizadas gracias a los nueve millones de euros de ese canon demanial (al que él insiste en llamar “crédito) y que utiliza para atacar al Partido Socialista alegando que con él se financia a Aqualia. Tienen razón mis paisanos cuando, dándome una palmada en el hombro me dicen: “¡Amigo, que ya estamos en campaña!”. Sí, ya estamos en campaña y nos queda mucho que ver, mucho que oír, muchas falsedades que desmentir y, entre otras cosas, recordar a quien corresponda que la empresa mixta de aguas se constituyó con total transparencia, tal y como lo avala, incluso, una sentencia judicial.

Pues además de estas dos conversaciones que le digo, este señor, que se jacta de estar siempre “a pie de calle” (como si los demás viviéramos en el limbo o aislados en alguna planta del Pozo San Luis), podría tener una tercera con los vecinos de algunas, y estas son solo algunas, de las zonas en las que se mejoró la red de abastecimiento y saneamiento: La Foyaca, Les Llanes, Lada, Les Tejeres, Les Fayes, Pelabraga, Doní, Lo Frayoso, Cuturrasu, La Venta, Rivero, La Espina, Faedo, El Carbayu, La Hueria de la Juécara, El Pevidal, El Acebal, El Cadavíu, El Cantu Trechuru, La Casona, Cardiñuezu y alrededores, Gargantada, Pando, la bajada de Ciañu... Que les pregunte si de unos años para acá ha mejorado o no el suministro de agua y el saneamiento en sus pueblos y luego, si quiere, que venga y nos lo cuente.


Hay que decir la verdad: Langreo tenía una red de abastecimiento antigua, con tuberías de fibrocemento que rompían cada dos por tres o que no llegaban a garantizar la calidad y cantidad del agua necesaria, sobre todo en algunas zonas. El Ayuntamiento de Langreo no podía de ninguna manera abordar esas mejoras, entre otras cosas porque, cuando llegamos al Gobierno Municipal en 2003, los socialistas nos encontramos con una deuda de más de dos millones de euros. Ni una sola de estas obras habríamos podido hacer. Bastante teníamos con poner un poco de orden y concierto en el desaguisado que nos dejaron. ¿Y ahora nos quieren dar lecciones de qué? De nada. No pueden darnos lecciones de nada.

Y ya para acabar, he de decirle al portavoz de IU en el Ayuntamiento que me deja perplejo su cinismo, su manipulación de las cosas en su propio interés y en el de su partido, ese populismo que lleva por bandera y utiliza cuando le interesa: por un lado, no aprueba las ordenanzas municipales y la bajada del IBI en un Pleno, porque pone como condición indispensable que se readmita a dos personas que fueron despedidas de Aguas de Langreo y, por otro, no le duelen prendas a la hora de salir en los medios insinuando que, si llega a la Alcaldía, tomará medidas con la empresa. ¿Qué medidas son esas? ¿Qué quiere decir exactamente? ¿No le importa en este caso jugar con los puestos de trabajo de los otros 43 empleados de Aguas de Langreo? O tenemos muy mala leche, o hemos enfocado mal el tema.

Francisco José Torre Álvarez
Secretario de Política Municipal del PSOE de Langreo y Concejal de Obras en Langreo entre 2003 y 2007

Otros recursos
Enviar a un amigo por correo electrónico

Iniciar sesión Regístrate gratis